La historia de Ford en España: de Cádiz a Almussafes

ford_3HenryFordFord-Model-T (1)
El primer Ford llegó a España en 1907 y la primera fábrica se asentó en Cádiz en los felices años 20. En 1976, se inauguró la factoría de Almussafes (Valencia). Ahora que el presidente y consejero delegado de Ford Motor Company, Mark Fields, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, visitarán este jueves la planta de Ford en Almussafes (Valencia) vamos a relatar su historia en España.
Los primeros Ford llegaron a España en 1907, a través de una pequeña agencia que vendió cinco coches durante el primer año y 190 el segundo. A partir de ahí su historia corre paralela a la de su matriz norteamericana y no se puede entender su evolución sin conocer la figurae ideas de su fundador Henry Ford.
Cuando, el 30 de julio de 1863, Henry Ford nacía en Greenfield (EE.UU.), poco podía imaginar su padre, un emigrante irlandés que había salido de su país huyendo del hambre, que su hijo sería uno de los hombres que más aportaciones haría a la modernización de la industria contemporánea. Henry, un inventor incansable, construyó su primer vehículo, un ‘cuadriciclo’, en 1886. En 1902 fundó su primera empresa y un año más tarde, la Ford Motor Company. Sus comienzos fueron duros y con no pocos obstáculos, toda vez que Ford fue un visionario que tuvo que luchar, en muchas ocasiones, para materializar sus ideas. Así, mientras otros pensaban que era mejor construir pocos coches de lujo, pero que dejaran grandes beneficios, su idea era comercializar una máquina perfecta, pero “tan sencilla que un chaval de 15 años la podría manejar y con un precio asequible a todo el mundo”.
El 1 de octubre de 1908 conseguía el coche de sus sueños: el modelo “T”, el vehículo más famoso de la historia, y que, en 1999, fue elegido “Coche del siglo”, del que se vendieron más de 15 millones de unidades en todo el mundo.
heritage_1928_rouge_model_a_575x426ford_4ford-t-400x320ford_5
Ford sostenía que con un trabajador asignado en cada puesto, con una tarea específica, el automóvil tomaría forma de una manera más rápida y ahorraría más horas de trabajo. A finales de 1913, puso en marcha su teoría y arrastró un chasis con cuerdas por el suelo de su fábrica. El resultado: cada 10 segundos salía un “T” de la fábrica, que pasó de costar 825 a 260 dólares. Había creado la cadena de montaje. Un año más tarde, volvía a sorprender al mundo anunciando un salario mínimo de 5 dólares al día –más del doble del existente–. Ford creía que, como era posible fabricar modelos baratos, se venderían más si los empleados podían permitírselos. Ford se convirtió en un gigante que se extendió por todo el mundo.
En enero de 1974 se iniciaron los trabajos de explanación para la construcción de la planta de Ford en la localidad valenciana de Almusafes. Hoy más cuatro décadas después queremos repasar la historia de la marca Ford en España.

Henry Ford II, el hijo mayor de Edsel Ford, puso la primera piedra de la factoría el 26 de marzo de 1974. Allí se inició la vuelta de la marca norteamericana a nuestro país. En el pasado Ford ya había contado con factorías en Cádiz y Barcelona.

La firma del óvalo cuenta con una larga tradición en España que trataremos de resumir aquí. Aunque son muchos los modelos que se han fabricado en España, ninguno ha dejado tanta huella como la primera generación del Fiesta, modelo con el que se inauguró Almusafes.

Antes que Valencia

40 años de Ford en España

En 1920 se inició la producción de Ford en España, estamos hablando del modelo T en la factoría de Cádiz.En 1907 Ford abrió su primera agencia comercial en España, lo hizo en Barcelona con un total de sólo 5 unidades vendidas, un año después las ventas ascendieron a 190 unidades. Una vez finalizada la Primera Guerra Mundial, la firma norteamericana se planteó establecer una base de operaciones para cubrir el sud de Europa y el norte de África.

Cádiz fue escogida para acoger la primera factoría de Ford en España por su estratégica situación geográfica. De este modo en mayo de 1919 se nombró a Arthur Lloyd Davies como su primer director. La producción empezó un año más tarde con el ensamblaje de conjuntos prefabricados tipo CKD -Completely Knock Down- en Estados Unidos del modelo Ford T. Su precio en la época era de entre 6.000 y 9.000 Pesetas.

En un primer momento se descartó ubicar la fábrica en Barcelona para evitar la conflictividad laboral. No obstante, la falta de mano de obra especializada en la provincia de Cádiz hizo que en 1923 Ford optara por trasladar la producción a la ciudad condal. En el número 149 de la Avenida Icaria se alquilaron unas naves donde se estableció la nueva factoría de Ford.

40 años de Ford en España

La producción de Ford se trasladó de Cádiz a Barcelona en 1923. Hasta poco después del final de la Segunda Guerra Mundial allí se fabricaron los modelos: A, 8 H.P. y V8.A partir de 1928 llegó el Ford A y sólo un año después la filial se transformó en Ford Motor Ibérica Sociedad Anónima Española. La gama de modelos siguió evolucionando con los nuevos 8 H.P. y V8 en 1932.

Se inició un proyecto para trasladar la firma a una nueva sede en la Zona Franca, aunque quedó truncado por el estallido de la Guerra Civil. Ford renunció a continuar con su actividad fabril, centrando su actividad en la fabricación e importación de recambios. Ford optó por vender el total de sus acciones en la filial española en mayo de 1944.

Regreso a España

40 años de Ford en España

La negociación con España
Ford entró en contacto con el Gobierno y encontró un problema importante, ya que la ley obligaba a que el 90% de los componentes de cada coche fabricado fueran producidos en España. Ford puso sobre la mesa su oferta: una planta con 6.500 empleados capaz de producir 250.000 coches al año que serían exportados en al menos dos terceras partes. El acuerdo final, aplicable a toda la industria del automóvil, permitió que sólo un 50% de los componentes fueran de fabricación nacional, lo que obligaría a Ford a fabricar aquí los motores del coche. Además Ford sólo podía vender el 10% de unidades del total del mercado español. El Gobierno temía, y con razón, que el empuje de Ford fulminara a las fábricas menos eficaces. De este modo España iba a conseguir una fuerte entrada de divisas, un producto que podría servir de escaparate mundial para la industria española y se mostrarían a otras empresas las ventajas de ubicar sus compañías en España.
obras_1975_02_0 obras_1974_01_0 obras_1975_03_0 obras_1975_05_0 obras_1975_04_0
¿Dónde poner la fábrica?
Esta es la pregunta que realizó Ford al Gobierno y entre ambas partes buscaron una zona donde se necesitara actividad laboral y hubiera mucha mano de obra disponible. La búsqueda, en principio secreta, se filtró, y algunas ciudades pujaron fuerte por la fábrica. Los habitantes de Talavera de la Reina enviaron miles de cartas a ‘Mister Ford’ a Estados Unidos para que la planta fuera instalada en su ciudad, pero el lugar elegido fue Almussafes. La superficie excepcionalmente plana –aunque plagada de naranjos– iba a ahorrar costes y reducir el tiempo de ejecución de la fábrica. Además Ford tendría cerca una empresa de producción de acero, como los altos hornos de Sagunto, y un puerto, como el de Valencia, en el que embarcar sus coches.

Los terrenos de la planta de Almusafes con una extensión de 270 hectáreas estaban formados por 636 huertos. En enero de 1974 se iniciaron los trabajos de explanación.Los primeros contactos entre los máximos responsables de Ford y el gobierno español para conseguir que la firma norteamericana regresara a nuestro país se iniciaron en 1970. Tres años más tarde Ford anunció su regreso de forma oficial.

En junio de 1973 se comunicó que la localidad escogida sería Almusafes de modo que en los siguientes meses se inició el proceso de compra de los terrenos con una extensión total de 270 hectáreas, formados por un conjunto de 636 huertos.

Esta localidad del interior de la provincia de Valencia está a 25 kilómetros del puerto de Valencia, el primero de España en movimiento de contenedores, primero del Mediterráneo y quinto de Europa.

40 años de Ford en España

 

 

 

01_mtrsptshist_1389 mtrsptshist_1395 fiesta_1976_rey embarque1976-fiesta2visita-reyes02

El primer Ford fabricado en Valencia salió de la línea de montaje en octubre de 1976, se trataba del utilitario Fiesta.Los trabajos para acondicionar los terrenos empezaron en enero de 1974 con la explanación de la superficie que poco después iba a ocupar la tercera factoría de Ford en España. Henry Ford II colocó la primera piedra en marzo de ese mismo año.

El primer motor se fabricó en marzo de 1976 y siete meses más tarde salió de su línea de montaje el primer vehículo fabricado en Almusafes. Precisamente en octubre de ese año SS.MM. los Reyes de España inauguraron la factoría.

El proyecto Fiesta

40 años de Ford en España

Desde Detroit escogieron a la fábrica de Valencia para ubicar la fabricación del Fiesta tras la crisis del petróleo de 1973.Inicialmente estaba previsto que la fábrica española acogeria la producción de los modelos Taunus y Escort, sin embargo, la crisis del petróleo de 1973 hizo que Ford se planteara dar forma a un nuevo modeo de menor tamaño.

De este modo se inició el proyecto de gestación de un modelo global para competir con utilitarios como el FIAT 127 y el Renault 5. Aquel nuevo Ford fue la primera generación del Fiesta y su fabricación empezó en octubre de 1976 en Almusafes.

Mientras que los automóviles que se habían ensamblado en las factorías de Cádiz y Barcelona fueron CKD (Completely Knock Down), el Fiesta fue el primer coche fabricado íntegramente en España por Ford.

visita-reyes0140 años de Ford en España

Desde 1995 la factoría de Almusafes cuenta con un polígono adyacente, el Parque Industrial Juan Carlos I, donde se encuentran los proveedores que suministran componentes.Son numerosas las mejoras que se han implantado en esta moderna factoría española a lo largo de estos años. Una de las más destacadas fue la ubicación de un polígono industrial adyacente en 1995. El Parque Industrial Juan Carlos I engloba a alrededor de 70 proveedores que suministran sus componentes a Ford.

De la mano de este parque empresarial se dio forma a un avanzado sistema de suministro de componentes bautizado como Direct Automatic Delivery. Un proyecto pionero a nivel mundial que supuso un cambio absoluto a la hora de concebir la logística.

Las piezas montadas por los partners llegan a la fábrica de Ford mediante unas rampas automatizadas a los puestos de montaje, directamente a las zonas necesarias para completar el ensamblaje del vehículo.

La calidad alcanzada en los procesos de producción de la factoría de Valencia la ha convertido en una de las mejores de Europa.

DATOS Y CIFRAS

✔La primera huella de Ford en España se remonta a 1907: una agencia de ventas. El primer año vendió cinco coches y 190 en el segundo.
✔En una antigua bodega de vinos de Cádiz se abrió la primera fábrica de Ford en España.
✔El 5 de abril de 1920 salió de la planta de Cádiz el primer Ford español, un “T” que costaba un 438% más que en Detroit.
✔ En 1923, Ford se traslada de Cádiz a Barcelona.
✔ En 1954, Ford, por los malos resultados económicos, vende su participación española.
✔ A finales de 1973, decide instalarse de nuevo en España y elige Almussafes (Valencia) como lugar idóneo.
✔ La factoría de Almussafes ocupó 270 hectáreas de zona agrícola, para lo cual la compañía tuvo que comprar 636 huertos.
✔ En 1975, Henry Ford II anuncia que su nuevo modelo se fabricará en la recién estre- nada planta española. Era el “Fiesta”, bautizado así porque “conocía España, sus celebraciones y sus costumbres”.
✔ Carlos Sainz debutó en el Mundial de Rallyes en marzo de 1987 al volante del Ford “Sierra Cosworth”.
✔ En 1996, Ford lidera el mercado español, con sus modelos “Escort” y “Fiesta” primero y segundo, respectivamente, en la lista de ventas.
✔ El récord de fabricación es- tá en 343.794 unidades (“Ka” y “Focus”) conseguido en el año 2000.
✔ La planta de Almussafes da empleo directo a más de 7.000 personas, e indirecto, a otras 20.000.
El Mondeo, se fabrica en Almussafes desde 2014, o los nuevos S-Max y Galaxy que pronto ocuparán la cadena de montaje, son los objetivos de esta planta, que ha hecho posible la creación de 10.000 empleos. Así, la factoría está a pleno rendimiento y se piensa en ampliar la plantilla para ocupar los turnos necesarios.