Adiós a la política

VALENCIA NEWSVALENCIA NEWS

Pedro Sánchez, el líder del PSOE, ha anunciado que si gobierna Mariano Rajoy, su partido votará en contra de los Presupuestos Generales del Estado. Situación que provocaría que dicha votación, quizás una de las más importantes de una legislatura, quedase en manos de pequeños partidos nacionalistas, que al final, únicamente miran por el bienestar de una comunidad autónoma, sólo de una.

Pedro ha dicho adiós a la política. Ya sabe qué va a votar sin ni si quiera haber leído ni tan solo un primer borrador, que aún no existe, de los Presupuestos de 2017. Adiós al debate, adiós a la política. Adiós al parlamentarismo. Pedro Sánchez sólo conoce dos formas de gobierno, o el apaño con nacionalistas, o la mayoría absoluta. Parece no darse cuenta que esa España se ha acabado. Que ahora afortunadamente, y aunque sirva de menos de lo que debiera, hay más colores en el Congreso, y que todos los partidos están obligados a entenderse.

Dice Sánchez que el PSOE votaría no a los presupuestos, pero no cuenta que su partido está junto al PP y Ciudadanos en otras muchas cosas, como por ejemplo en no reformar leyes electorales durísimas como la andaluza, en no despolitizar la elección de la mayoría de miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en no eliminar diputaciones, en no fusionar pequeños ayuntamientos para hacerlos más grandes y eficientes…

PP y PSOE han jugado siempre a evidenciar un desencuentro de cara a la galería, pero al final, unas veces para bien, y otras para mal, se han entendido sin demasiados problemas. Recordemos la reforma exprés de la Constitución de la última etapa de José Luís Rodríguez Zapatero. Además, ahora cuentan con la inestimable colaboración de Rivera y Ciudadanos, que le dan a los acuerdos venideros, un aire más fresco, aunque cada vez menos.

Dialogo, señor políticos, dialogo.