La Comunitat Valenciana entre las regiones líderes en la implantación de tecnología 4.0

La Comunitat Valenciana entre las regiones líderes en la implantación de tecnología 4.0La Comunitat Valenciana entre las regiones líderes en la implantación de tecnología 4.0
  • La implantación de la industria 4.0 aumentará un 20-30% la productividad y reducirá los costes entre un 10-20%

Digitalización, robótica integrada en sistemas ciberfísicos que combinan maquinaria física y tangible con procesos digitales; big data & analytics, realidad aumentada, inteligencia artificial, biotecnología, drones, internet de la cosas, cloud computing… son aplicaciones tecnológicas que están implantando las empresas y la industria en la Comunidad Valenciana y que hasta el momento nos posicionan como líderes en tecnología 4.0.

Esta transformación radical y digital de los sistemas de producción, de distribución y de consumo de bienes y servicios en todos los sectores, -que serán capaces de adoptar decisiones descentralizadas y de cooperar entre ellos-, generará lo que se ha dado en llamar un nuevo tipo de economía que funcionará en tiempo real. Un modelo en el que los procesos de negocio y cadenas de valor están totalmente digitalizados y conectados lo que implica que acelerarán sus procesos y mejorarán la capacidad de respuesta, eficacia y rentabilidad. Pero ¿es así?

El Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación de la Comunidad Valenciana, la Universidad Politécnica de Valencia y la Generalitat Valenciana organizan la jornada de la 19ª Noche de las Telecomunicaciones Valencianas que debatirá esta cuestión, “La revolución tecnológica y el modelo económico 4.0″, en una mesa redonda con los principales impulsores de esta transformación.

Hasta el momento en la Comunidad Valenciana la revolución tecnológica está implantada en tres sectores: industria, turismo y servicios administración pública donde se evidencian cambios.

En industria, las experiencias de la planta de Ford en Almussafes con la implantación de robots que trabajan codo con codo con los empleados o wearables para revisar vehículos mejorando su productividad y han conseguido reducir los fallos humanos en un 7%. Otro ejemplo es Femeval que en colaboración con los institutos tecnológicos Aidimme (metal, madera, embalaje y afines) y el ITE (energía), Industria Conectada VLC 4.0, han impulsado un plan de transformación digital para 5.000 empresas metalmecánicas.

Esa transformación digital de la industria, que coloca en posición líder a la Comunidad Valenciana según un informe de Siemens, beneficiará a la productividad, que puede aumentar entre un 20-30% y a los costes, que se reducirán entre un 10-20% gracias al incremento de la eficiencia en los procesos y en la toma de decisiones.

Datos que mejorarán también los resultados de ingresos medios anuales de las empresas en los próximos cinco años, por un mejor conocimiento del cliente que permite adaptar la oferta y crear productos de más valor. Y conllevará una transformación laboral que empieza a verse en los sectores de servicios y turismo, con el impulso al ecosistema emprendedor y de startups que se ha dado en la Comunitat Valenciana.

Según un estudio de la Universidad de València, desde la creación de la primera aceleradora de empresas en 2010 y hasta 2015 se han creado casi 200 startups, que han generado 730 empleos y con un volumen de negocio superior a los 19 millones de euros.

Por su parte, el turismo se posiciona como uno de los más activos en la implantación de los nuevos modelos de negocio y tecnologías innovadoras.  El sector, que ya genera el 13,3% del PIB de la Comunitat, está trabajando para que la aplicación de las nuevas tecnologías, como el cloud computing, el internet de las cosas, el 5G, la realidad virtual o el Big Data, les ayude a mantener su posición de liderazgo.

Por último, la administración valenciana está realizando grandes avances en su digitalización. El aumento en el uso de la firma electrónica, de la tramitación electrónica de los expedientes, de la carpeta ciudadanas o de las entradas por registro electrónico es un ejemplo de ello. Por su parte, el Ayuntamiento de Valencia ha puesto en marcha la iniciativa Impulso VLCi (Valencia Ciudad Inteligente), que cuenta con un presupuesto de seis millones de euros y que tiene como objetivo avanzar hacia una economía del conocimiento y una gestión inteligente.

A ello se suma la apuesta de la Autoridad Portuaria de Valencia para implantar esta revolución tecnológica para aportar mayor valor añadido a sus servicios y conseguir una mayor eficiencia y fiabilidad en las operaciones, lo que se traduce también una reducción de los costes portuarios.