El retraso en los nombramientos de la comisión gestora causa malestar en la Fundación VCF

A estas alturas, ya debían estar definidos los representantes de las cuatro partes –KPMG, PricewaterhouseCoopers, Valencia CF y Fundación– en la comisión gestora que, según anunció Aurelio Martínez la semana pasada, tomará el control del proceso de venta del Valencia CF hasta el 24 de febrero para la recepción de propuestas vinculantes, y más allá para la elección de la oferta ganadora junto al propio Martínez, Juan Carlos Moragues y Amadeo Salvo. Sin embargo, el proceso está viviendo un retraso inesperado que ha causado inquietud y malestar en varios de los actores implicados en este asunto.

Y eso que los candidatos a formar parte de la mesa de negociación ya están definidos, y sólo falta que se refrenden de forma oficial. Desde un primer momento se ha buscado a individuos de un marcado perfil técnico para representar al máximo accionista y al club de Mestalla en la comisión. Como avanzó Gestiona Radio el pasado viernes, el patrono Isidro López, auditor con muy buenas referencias y un respaldo absoluto de la comisión ejecutiva del Patronato de la Fundación VCF, es el hombre que Aurelio Martínez quiere como representante en las negociaciones. En el consejo de administración, dos son los nombres que sobresalen por encima del resto para representar al club en la comisión, ambos de perfil empresarial: Salvador Martínez y Miguel Ángel Gil de Pareja. No obstante, no se descarta que el escogido pueda ser otra figura destacada en el club.

Una vez Fundación y club confirmen a sus representantes, estos se unirán a los técnicos de PwC y KPMG para cribar y perfilar las ofertas vinculantes recibidas hasta el 24 de febrero. Sobre el papel, la hoja de ruta estimaba unos tiempos relativamente breves para el proceso: dos o tres días para escoger la mejor oferta, lo que situaría el calendario en finales de febrero; y entre tres y cuatro semanas para dar oficialidad a la operación, convocar una Junta Extraordinaria de Accionistas e informar a los mismos de la elección definitiva. La previsión era finalizar la operación en la segunda mitad de marzo, coincidiendo con las Fallas. Sin embargo, los retrasos que están teniendo lugar hacen que dichas previsiones puedan quedar en papel mojado.

GOIRIGOLZARRI SE DESMARCA

Que la comisión gestora no está configurada todavía no implica que no se hayan producido contactos en la última semana para avanzar el en proceso, tras la ‘tregua’ alcanzada hace siete días en la reunión mantenida entre Moragues, Montes, Salvo y Martínez en la sede del IVF. Al respecto, uno de los actores principales en la operación, Jose Ignacio Goirigolzarri, echó balones fuera este lunes tras su comparecencia pública para anunciar los resultados de Bankia en 2013.

El presidente de la entidad bancaria, de forma distendida, quiso desmarcarse de la venta del club al asegurar no poseer “ninguna información confidencial sobre el proceso”. Una frase que causó estupor tanto en Madrid como en Valencia, por su condición de cabeza visible de Bankia y por su estrecha relación con el Consell de la Generalitat, otro de los involucrados en la venta del club. Para aumentar la confusión, el propio Goirigolzarri añadiría que existen “unas cuantas ofertas que tienen cara y ojos” aunque la única información en su poder “está basado en lo que publican los periódicos”.