Alonso llevaba el ‘McLaren Honda de 2015’ en México

Alonso llevaba el ‘McLaren Honda de 2015’ en MéxicoAlonso llevaba el ‘McLaren Honda de 2015’ en México

Se iba Fernando Alonso del circuito de México, de la mano de su novia, tranquilo, después de intercambiar casco con Juan Pablo Montoya, que estaba en todas partes en México, y pensando en descansar unos días. No fue una buena carrera. Y no salió casi nada. Y mira que lo tenía todo planeado. Pasar a tres en la salida, meterse entre los Williams y a partir de ahí con una buena estrategia acabar entre los siete u ocho primeros y con un poco de suerte volver a estar en el top cinco. Pero…

No tenía el motor más actualizado, el que ofrece un mejor rendimiento, el que estrenaron en Malasia porque la intención de McLaren Honda es llegar a Abu Dhabi, donde creen que pueden ir mejor, con la unidad de potencia fresca. Y después con un propulsor viejo, además Fernando Alonso sufrió ese problema de potencia que le impidió remontar hasta los puntos.

El asturiano vio como en las primeras vueltas, cuando perseguía a Carlos Sainz, su coche no respondía como debiera debido a un problema del motor de combustión. Es precisamente en fiabilidad donde estaba esa ganancia del motor evolución, aunque también ofrece un mejor rendimiento en carrera.

Después de la carrera, en el comunicado de prensa lo reconocía el Hasegawa, jefe de Honda en los circuitos: “Hemos tenido algunos problemas con el motor; Fernando ha sufrido una anomalía en el ICE que nos ha obligado a reducir la potencia”.Aunque después añadía problemas también para Button con el ERS, algo que funciona perfectamente este año en Honda. Extraño.

También Boullier reconoció los problemas de Fernando: “Se ha quedado atrapados por detrás del Toro Rosso de Carlos Sainz durante muchas vueltas. Y hemos tenido que reducir la potencia del motor de Fernando durante la carrera, lo cual obviamente le ha afectado de alguna forma. Y lo tercero es que ha habido un error en la segunda parada de Fernando, que le ha costado dos o tres segundos más”. Pero después finalizaba con un lacónico: “Estas cosas pasan y siempre es frustrante, pero así son las carreras”.