Ricardo Caballer vuelve a disparar en Cullera

mascleta

Ricasa vuelve de nuevo a protagonizar los espectáculos pirotécnicos de las fiestas mayores de Cullera dedicadas a la Mare de Déu, la Virgen del Castillo, declaradas de Interés Turístico Autonómico de la Comunidad Valenciana. Mascletaes, fuegos artificiales y despertaes tendrán el sello de Ricasa salido de los talleres de Olocau.

El primero de los actos pirotécnicos tendrá lugar el próximo sábado, 26 de abril, con el disparo de una mascletà en la Rambla de Sant Isidre a las 13,30 horas que precederá al desfile de las Bandas Locales Juveniles.

Un castillo de fuegos artificiales, de 14 minutos y notable intensidad, pondrá punto final a los actos del día tras la Bajada Procesional de la patrona desde el Castillo, a cuya salida se dispararán las 21 salvas. El castillo empezará cuando la imagen de la Virgen se instale en la Tauleta.

En la jornada de la festividad de San Vicente Ferrer, el 28 de abril, una nueva mascletà tendrá lugar en la Rambla de Sant Isidre a las 13,30 horas, y al terminar la procesión de San Vicente por el centro histórico se dispararán las 21 salvas.

La avenida del Puerto de Cullera será el escenario el 30 de abril del castillo de fuegos artificiales cuando finalice la procesión de la Virgen, que comenzará en la iglesia de los Santos Juanes.

Un cierre de 21 salvas cuando la Virgen suba de nuevo al castillo

Ricasa terminará su participación en las fiestas el domingo, 4 de mayo, con el disparo de una mascleta en el casco antiguo a las 13,30 horas, en la calle del Río, y cerrará con 21 salvas la subida de la Virgen del Castillo de Cullera hasta su santuario.