El PP pide a la Diputación que financie una residencia para discapacitados y centro de día comarcal en Llíria

El PP pide a la Diputación que financie una residencia para discapacitados y centro de día comarcal en LlíriaEl PP pide a la Diputación que financie una residencia para discapacitados y centro de día comarcal en Llíria
  • Contelles reclama a Jorge Rodríguez que escuche a la sociedad civil del Camp de Túria “porque la prioridad no es costear el centro de menores que necesita Oltra para lavar su imagen”
  • “Decían que había que asumir la voz del pueblo, pero ahora sólo atienden a la voz de Oltra pidiendo auxilio para que alguien la rescate por su incapacidad para gestionar”
  • Contelles recuerda que la comarca carece de un centro para atender a discapacitados y personas mayores y pide recuperar el proyecto acordado por todos los grupos y validado por la Generalitat

La portavoz del Partido Popular en la Diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles, ha avanzado que su formación presentará una moción en el próximo pleno de la corporación provincial para que la institución financie la realización de una residencia para discapacitados y centro de día de ámbito comarcal en Llíria en lugar de asumir el coste del centro de menores que pretende instalar la Generalitat en esta población.

Mari Carmen Contelles ha pedido al equipo de gobierno de la Diputación que preside Jorge Rodríguez “que escuche a la sociedad civil de la comarca del Camp de Túria y que trabaje para atender las necesidades y las demandas de los ciudadanos y no en contentar a Mónica Oltra a cualquier precio”.

“Decían que había que escuchar la voz del pueblo, pero ahora las administraciones que dirigen PSOE y Compromís hacen oidos sordos a las demandas del pueblo y sólo escuchan la voz de Oltra pidiendo auxilio para que alguien acuda a rescatarla por su incapacidad para gestionar”, ha señalado.

Contelles ha explicado que para la comarca del Camp de Túria la prioridad es contar con una residencia para discapacitados y un centro de día para personas mayores, “pero la vicepresidenta de la Diputación, María Josep Amigó, parece empeñada en recuperar el viejo inmueble de la antigua prisión de Llíria para salvar la cara de Oltra y su desaguisado en la atención a menores”.

En este sentido, ha indicado que la comarca cuenta con más de 160.000 habitantes, una cifra muy importante que conlleva, además, un alto número de personas mayores con falta de recursos y cuya situación personal se ha visto agravada en los últimos careciendo de recursos propios, tanto económicos como de ayudas familiares para un adecuado y digno desarrollo de su día a día.

De igual manera, ha continuado, en muchos municipios de la comarca el número de personas con algún tipo de discapacidad severa es elevado, vecinos que precisan de una atención especial y personalizada que a día de hoy es muy escasa, lo que genera también un grave perjuicio a ellos y a sus familiares que ven como sus necesidades no son atendidas con la efectividad necesaria.

“La prestación de los servicios necesarios resulta mucho más eficaz y eficiente cuando existe un espacio físico común donde ofrecer atención especializada y profesional, maximizando recursos y evitando que cada municipio tenga que articular medidas por su cuenta para la atencion a estas personas”, ha defendido Contelles.

Por ello, el Grupo Popular va a proponer que se modifique la finalidad del convenio entre la Diputación y el ayuntamiento de Llíria y los 910.478 euros consignados para la adecuación de la antigua prisión como centro de menores se destinen a la construcción de la citada residencia para discapacitados y centro de día.

La portavoz popular ha recordado que ya en 2011 se iniciaron las gestiones para la cesión del suelo necesario para construcción de dicha instalación como resultado del acuerdo de todos los grupos, y que además se redactó un proyecto supervisado y validado por los técnicos de la conselleria de Bienestar Social.

Asimismo, ha alertado de que la ubicación para el centro de menores anunciado por Oltra y Amigó, en la antigua prisión de Llíria, no es el adecuado para la integración social y la atención que requieren dichos menores por su distancia de los centros educativos y sanitarios y la falta de comunicaciones mediante transporte público.