La Diputación destina 12 millones para obras en 187 municipios de menos de 5.000 habitantes

La Diputación destina 12 millones para obras en 187 municipios de menos de 5.000 habitantes

El presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, y la vicepresidenta, Mª Josep Amigó, han presentado hoy un segundo Plan de Inversiones Financieramente Sostenible (PIFS), que invertirá los más de 12 millones de euros del remanente de 2015, que podrían haber acabado en los bancos, en los 187 municipios de menos de 5.000 habitantes de la provincia. Estas ayudas se suman a los 71 millones de euros del remanente de 2014 que ya se han invertido en 1.200 obras y han permitido crear 2.400 puestos de trabajo en las comarcas valencianas.

Jorge Rodríguez ha destacado “el éxito de la primera fase del PIFS” y ha asegurado que esta nueva edición de ayudas también se hará siguiendo los objetivos que se marcaron en su momento: “que el dinero se invierta pensando en las personas y no en los bancos, que las adjudicaciones se hagan mediante criterios objetivos y respetando la autonomía de los alcaldes, y que las obras sean sostenibles”. Esto es, ”que no impliquen sobrecostes en mantenimiento y conservación, a los que los ayuntamientos no puedan hacer frente después”, ha subrayado el presidente de la Corporación.

En la misma línea se ha expresado la vicepresidenta, quién además ha señalado que el fin de esta segunda fase del PIFS sigue “el espíritu de la nueva Diputación de ayudar a los municipios, sobre todo a los más pequeños, tal y como se está haciendo con otros planes como el PPOS y el Plan de Caminos y Viales”. Asimismo, Mª Josep Amigó ha recordado que esta vez “también serán los ayuntamientos quienes decidan dónde y cómo invertir las ayudas”.

Criterios variables por habitantes

Por un lado, los municipios de hasta 500 habitantes recibirán 30.000 euros fijos más una variable de 13,70 euros por habitante; por otro lado, aquellos de entre 500 y 5.000 habitantes recibirán 50.000 euros más la misma variable de 13,70 euros por habitante. De esta forma, la escala contempla ayudas aproximadas de entre 30.000 y 120.000 euros, según el número de habitantes de los municipios y en la franja en la que se encuentren.

En función de estas franjas, los municipios de menos de 100 habitantes recibirán algo más de 30.000 euros; los municipios de entre 100 y 500 habitantes entre 30.000 y 40.000 euros; los municipios de entre 500 y 2.000 entre 60.000 y 80.000 euros; y los municipios de entre 2.000 y 5.000 habitantes entre 80.000 y 120.000 euros.

Estas ayudas podrán solicitarse en el momento que se publique el extracto de la convocatoria en el BOP, en el plazo aproximado de un mes. Tras la presentación de los proyectos, que los ayuntamientos deben ir decidiendo, las obras podrán ejecutarse hasta el otoño de 2017. Los consistorios podrán cubrir con esta dotación obras nuevas o cualquier actuación que haya sido adjudicada desde el 1 de enero del presente año.