El Consell insta al ministerio a adaptar el Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español 2019-2023 a la viticultura valenciana

Los agricultores de Requena podrán plantar todo el viñedo para el cava que solicitaron en 2017Los agricultores de Requena podrán plantar todo el viñedo para el cava que solicitaron en 2017

– La conselleria de Agricultura y Medio Ambiente remite una carta al ministerio con las alegaciones del sector productor del vino en la Comunitat Valenciana

– Pide una territorialización de los fondos, flexibilización de los plazos, criterios de priorización homogéneos y una distribución más equitativa de las ayudas

La conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha remitido una carta al ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en la que pide adaptar a la viticultura de la Comunitat Valenciana el Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE) 2019-2023.

El pasado miércoles 3 de mayo, la conselleria mantuvo una reunión con las organizaciones agrícolas más representativas del sector valenciano productor de vino en la que en la que analizó las consecuencias del documento en la Comunitat y se acordó realizar alegaciones de manera conjunta.

Estas peticiones se orientan a la necesidad de territorializar los fondos que financian las medidas, y descentralizar la gestión y la toma de decisiones a la hora de seleccionar los proyectos, para atender las prioridades de nuestro territorio.

Además, tanto la conselleria como los productores demandan una simplificación de los procedimientos administrativos; en particular, flexilbilizar los calendarios en determinadas medidas como la “Reestructuración y Reconversión de viñedo”, en las que las operaciones de campo pueden estar condicionadas por la meteorología o las disponibilidades de material vegetal.

Asimismo, se solicita establecer criterios de priorización homogéneos que no primen a unas comunidades autónomas sobre otras. En el caso de las inversiones en bodegas, se pide limitar los importes por beneficiario y/o proyecto, para que la distribución de fondos sea más equitativa.

La carta remitida por la conselleria pone en evidencia el carácter continuista de la nueva propuesta ministerial y las escasas aportaciones de nueva factura que puedan ser de interés para el sector.

El PASVE 2019-2023, que ha sido elaborado por el ministerio, está dirigido a cuatro actuaciones concretas: la reestructuración del viñedo, las inversiones de modernización de industrias (bodegas) y comercializadores, promoción de consumo de vino en mercados de terceros países y la gestión de subproductos del sector.