20 playas de la comunitat obtienen la ‘Q’ de Calidad

Un total de 20 playas de catorce municipios de la provincia de Valencia han recibido este jueves, en un acto celebrado en la Diputación provincial, las banderas ‘Q’ de Calidad Turística, con la que se reconoce su “calidad” y la de los servicios que se prestan en ellas y los establecimientos con que cuenta.

Las playas reconocidas este año con esta distinción han sido la playa Racó del Mar, en Canet d’en Berenguer; la playa de Daimús; la de Bellreguard; la de El Perelló; la playa Nord de Gandia; las playas de Miramar, Aigua Morta, Aigua Blanca y Pau Pi de Oliva; la playa de Piles; la playa de La Pobla de Farnals; la de Puçol; las de Almardà y Puerto Sagunto, en Sagunto; las playas de Malvarrosa, Pinedo, Cabanyal y El Saler, en la ciudad de Valencia; la playa de Xeraco, y la playa de Sant Antoni, en Cullera.

Este año, la provincia de Valencia ha obtenido una ‘Q’ de Calidad Turística más que el pasado año. Concretamente, ha sido la otorgada a la de la playa de El Saler de Valencia, que ha recibido la distinción por primera vez.

La entrega de las distinciones la han presidido el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, junto al presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata, y el director general del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), Fernando Fraile. Esta última es la entidad responsable de la concesión de estos reconocimientos como organismo de Certificación de Sistemas de Calidad especialmente creados para empresas turísticas.

La Cámarade Comercio de Valencia, como Delegación Territorial del ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española), y la Diputación de Valencia trabajan conjuntamente, desde el año 2004, en la implantación de sistemas de calidad en las playas valencianas con el objetivo de mejorar los servicios que se prestan.

Desde el pasado año la institución provincial entrega 6.000 euros a las poblaciones que reciben la ‘Q’ de calidad por cada distinción de este tipo que recibe y por cada Bandera Azul, lo que este año ha supuesto una inversión de 288.000 euros.

Rus ha indicado que la entrega de estas banderas es el “colofón a un trabajo realizado durante todo el año” en favor de las playas de la costa de Valencia por parte de los ayuntamientos de los municipios en las que se encuentran situadas. En este sentido, el responsable provincial ha destacado el “esfuerzo brutal” que hacen todas las localidades costeras para mantener sus playas “limpias” y con la “calidad” que ahora se reconoce.

“FINANCIACIÓN ADECUADA”

Igualmente, Alfonso Rus ha apuntado que para ello necesitan recursos económicos. “Está bien la bandera pero también es necesario el dinero”, ha dicho en este sentido. A este respecto, el diputado de Turismo, Ernesto Sanjuán, ha considerado que al igual que se reclama la financiación adecuada para la Comunitat Valenciana, también se ha de dar a los pueblos turísticos y de costa la “financiación adecuada” porque tienen “gastos extra” para atender sus playas y servicios.

El presidente provincial ha comentado que “la calidad es lo que va a diferencias” estas playas de otras y el factor que hará que “vengan más o menos” turistas y la condición que “ayuda a que la gente vuelva”. Ha considerado que esto supone que desde los ayuntamientos se trabaje con “una visión empresarial” que está dando sus frutos y haciendo que las playas de los municipios valencianos que han recibido la ‘Q’ de calidad sean “impecables”.

Rus ha resaltado que con todo esto se crea empleo en un sector importante de la economía valenciana como el turismo y destacado en su PIB –se ha mostrado convencido que si se sigue trabajando en este sentido el PIB se verá incrementado–.

El presidente de la corporación provincial, que ha dado su “enhorabuena” a todos los municipios galardonados, ha manifestado el respaldo que desde esta institución se da al turismo y ha dicho, en este sentido, que trabaja “para que el turismo funcione, tanto en el interior como en la costa”.

En este punto, ha citado también la “importante inversión” hecha en “turismo social”, para acercar a los mayores de la provincia de Valencia a destinos turísticos de este territorio durante los meses que no son estivales y de este modo también ayudar a que los hoteles y establecimientos de estos enclaves a mantener su actividad y los puestos de trabajo durante el invierno. Ha precisado que con esta iniciativa se han podido mantener con una inversión de 3 millones de euros –que tiene un retorno anual de 15 millones anuales– 2.200 puestos de trabajo.

“FELIZ A LA GENTE”

El director general del ha indicado que el futuro del turismo es “ser capaces de adelantarnos para tener mayores posibilidades de éxito” y ha dicho que para conseguirlo se deben seguir claves como “la accesibilidad, la sostenibilidad, las nuevas tecnologías, la formación y la imaginación”, al tiempo que ha destacado que éstas son iniciativas que se siguen en Valencia. Ha agregado que el cuidado de las playas supone trabajar para “hacer feliz a la gente”.

El presidente de la Cámara de Comercio, por su parte, ha resaltado el “apoyo” de la corporación provincial al turismo, de interior y de costa, y a las empresas de estos entornos, al tiempo que ha afirmado que estos sirve para “fijar a la gente” al territorio. Asimismo, Morata ha apuntado la necesidad de contar con “calidad” en este sector y en los servicios que ofrece y ha instado a trabajar por el turismo por ser “la primera industria que tenemos”.